A la recurrente pregunta del huevo o la gallina —casi filosófica— los científicos han encontrado una respuesta: dicen que el huevo fue lo primero, aunque depende de qué tipo de huevo, porque los huevos más antiguos del mundo no son de gallina. Y, ni siquiera, tenían las características de lo que hoy llamamos “huevo”.


Explican los científicos que, antes de los huevos amnióticos, como se le conoce a los de cáscaras duras que se ponían en la tierra, los vertebrados expulsaban una especie de esfera maleable y de textura coriácea. “Muchos piensan que estos son los primeros huevos de la historia, con 325 millones de años”, publica Tekcrispy.com.

De acuerdo con dicha lógica, “los huevos llegaron antes que las gallinas”, pues “los huevos de gallina se formaron hace unos 50 millones de años, después del nacimiento de una subespecie de ave roja (Gallus gallus)”. Y, lo cierto es que “las aves no aparecen en el registro fósil hasta mediados o finales del Jurásico, entre 165 y 150 millones de años a.n.e.”.

La nota, basada en dos publicaciones científicas —de la revistas PNAS y Current Biology—, revela que el huevo, en su nivel más básico, es un cóctel de vida formado por óvulos, y que gracias a él los vertebrados dejaron de depender del agua para mantener a sus crías húmedas. Esta última razón puede sostener la idea de que el huevo vino primero que cualquier gallina.

Para dar un argumento histórico a la disyuntiva, los autores argumentan que, entre 1650 y 1250 a.n.e., los humanos que vivían en el sudeste asiático domesticaron por primera vez aves rojas.

“En ese proceso, el último ancestro de los pollos modernos puso un huevo amniótico que contenía un embrión con suficientes diferencias genéticas como para distinguirlo de su especie progenitora. Sin embargo, la especie embrionaria todavía no era un pollo”.

Por lo tanto, sellan, si estamos hablando de huevos de gallina, entonces la gallina vino primero que el huevo. Pero, si hablamos de huevos en general, estos fueron anteriores a las aves.

En esta controversia —aun en curso— uno de los puntos de vista es que todos los huevos de dinosaurio son anteriores a las gallinas, pero que si bien es cierto estos no deberían entrar en el debate”.

La razón reside en la imposibilidad de saber si esos huevos tenían todas las características de un huevo de gallina, porque “los huevos amnióticos de los períodos Carbonífero, Pérmico y Triásico, de hace unos 200 millones de años, tenían cáscaras exteriores extremadamente delgadas. Básicamente, eran piezas de porcelana y, por lo tanto, no se conservaron bien”.

Y, por otra parte, de acuerdo con las evidencias fósiles, las gallinas se cruzaron con sus antepasados (como ocurre casi siempre) después de convertirse en una subespecie genéticamente distinta. Por lo tanto, es difícil estimar cuando nació la primera gallina de corral.

En definitiva, “desde el punto de vista histórico el huevo fue el primero, y desde el biológico, la gallina. Todo depende del tipo de huevo en cuestión”.

(Tomado de cubaenresumen)

 

 

La Columna es un espacio de opinión personal y libre de las personas autoras y no necesariamente tiene por qué representar la de Cubainformación.

La Columna
La periodista y escritora María Elena Llana recibió este miércoles 17 de enero un homenaje en la sede de Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) por haber sido merecedora del Premio Nacional de Literatura 2023 y por su cumplea...
A Ambrosio Fornet agradece María Elena Llana —a quien, a punto de cumplir sus 88 años de edad, le acaba de ser otorgado el Premio Nacional de Literatura— la publicación de su primer libro. Ella lo había present...
Fue el 30 de diciembre de 2005, a las 00:45 horas, cuando el poeta Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, abandonó este mundo; poco más de dos años antes lo había hecho el escultor José Delarra. Así,...
Lo último
La Columna
La Revista