Bogotá, 7 dic (Prensa Latina) El Congreso de Colombia otorgó hoy la Gran Cruz con Placa de Oro a los embajadores de Cuba, José Luis Ponce, y de Noruega, John Petter Opdahl, por sus aportes a la paz en esta nación.


En un acto celebrado esta noche en Bogotá, ambos diplomáticos fueron distinguidos con esta orden, a solicitud de la bancada del partido Comunes y tramitada por el senador Julián Gallo Cubillos de esa fuerza política nacida del Acuerdo de Paz.

«Cuba ha estado ligada a varios intentos de lograr un acuerdo de paz en Colombia tanto dentro de su territorio como en intentos que han tenido lugar en suelo colombiano. Quiso el destino que fuéramos la sede de unas conversaciones que culminaron exitosamente en un acuerdo que en estos días cumplen cinco años», expresó Ponce.

Subrayó que no ha sido sencillo llegar a esta primera meta, pero se ha logrado gracias a que una parte mayoritaria del pueblo colombiano apoya lo pactado y exige su implementación.

Esa mayoría ha encontrado en la comunidad internacional un aliado de primera clase para que el Estado colombiano y el partido Comunes persistan en el cumplimiento de lo acordado, aseguró el diplomático cubano.

Recordó que el Acuerdo de Paz firmado en 2016 fue concebido para una implementación durante varios gobiernos.

«Esperamos que dentro de otros cinco años sea posible la celebración de la primera década de la firma y que haya una mayor implementación del mismo», subrayó en un discurso tras recibir la orden ante la presencia de varios embajadores y representante de organismos multilaterles.

Agregó que desea para los próximos cinco años que hayan cesado los asesinatos de los excombatientes, que no sea un peligro para la vida defender los derechos de todos los colombianos y que haya una mayor comprensión de que ese acuerdo es una herramienta para el objetivo de una Colombia más justa y equitativa.

Por su parte, el embajador de Noruega resaltó que la Paz y la mediación son una prioridad para la diplomacia de su país, que ha procurado prestar su apoyo para la resolución de conflictos de ahí que las partes han depositado su confianza.

«Junto a Cuba hemos tenido el privilegio y la gran responsabilidad de ser los garantes del proceso de paz en Colombia y lo valoramos profundamente», resaltó.

Ahora como embajador en Colombia, nuestros esfuerzos diplomáticos y de cooperación se han concentrado en la implementación del Acuerdo, remarcó Petter Opdahl.

El Acuerdo de Paz en Colombia fue firmado en 2016, luego de casi cinco años de pláticas, negociaciones y debates entre el gobierno de Juan Manuel Santos, en representación del Estado y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias del Colombia-Ejército del Pueblo.

En opinión del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pese a todo lo que falta aún por su implementación, este Acuerdo es un ejemplo para solucionar otros conflictos.

«En un mundo de divisiones geopolíticas, guerras interminables, y multiplicación de conflictos, Colombia envía un mensaje claro: Es hora de invertir en la paz», aseveró durante su reciente visita al país suramericano.

Solidaridad
El gobierno cubano anunció planes avanzados para entregar decenas de millones de dosis de vacunas contra el Covid-19 de fabricación nacional al Sur Global, calificadas como "salvavidas" por el jefe de la delegación de l...
Alcalde de Newark, Ras Baraka. Foto: Democracy Now....
PUERTO PRÍNCIPE (Sputnik) — Las autoridades cubanas confirmaron que se mantienen en contacto con los familiares de la doctora secuestrada en Martissant, capital de Haití, en momentos en que el país caribeño se hunde ...
Lo último
La Columna
La Revista