Edgar Amilcar Morales - Santiago de Chile, 5 feb (Prensa Latina) Médicos chilenos graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), de Cuba, aplican hoy el modelo de las Brigadas Henry Reeve al enfrentar la crisis sanitaria por los incendios en la región de Valparaíso.


Amaya Candia, presidenta de la agrupación de egresados de esa institución, declaró a Prensa Latina que esa es la inspiración para el trabajo de primera respuesta ante situaciones de desastre, como las existentes hoy día en el centro-sur del país.

Esto es así, agregó, porque muchos de los graduados en las primeras generaciones estuvieron con la Henry Reeve en ocasión de los terremotos ocurridos en Haití y Chile en 2010, o cuando el aluvión de Atacama cinco años después.

Entonces, afirmó, nosotros fuimos acompañantes de las brigadas cubanas que trabajaron en nuestro país y eso nos guía en la forma de hacer las cosas.

Respecto a la atención brindada en el terreno, Candia mencionó la curación de heridas punzocortantes, quemaduras hasta segundo grado, porque las mayores son enviadas a hospitales cercanos, problemas respiratorios y muchos golpes y contusiones.

En cuanto a la gravedad de los incendios ocurridos en estos días, coincidió en que es la peor catástrofe después del terremoto de 2010 o los fuegos ocurridos en Valparaíso en 2014 que destruyeron unas dos mil viviendas.

Además de las limitaciones para la distribución de ayuda, hay una gran ansiedad de las personas que persistentemente tratan de subir hasta las áreas más dañadas para interesarse por la situación de sus familiares o amigos.

Esto, dijo, nos dificulta mucho la movilidad para estar junto a la población más afectada, o regresar antes de la aplicación del toque de queda, es algo muy parecido a un estado de guerra, indicó.

Más que trabajar en albergues y hospitales, lo que los egresados de la ELAM hacen es crear puestos médicos rotativos, con recorridos hacia lugares a donde no se ha ido, sitios en los cuales hay mucha gente que no quiere salir de sus casas porque sienten mucho temor, dijo Candia.

Por su parte, el médico Ariel Ramírez, explicó a esta agencia que se conformaron dos grupos de voluntarios de la ELAM, junto a otros médicos locales, en los sectores de Villa Independencia y El Olivar, entre los más afectados por los incendios.

Aseguró que esas brigadas permanecerán en el lugar durante la semana para dar atención a los damnificados.

De acuerdo con los últimos informes de las autoridades, los incendios desatados desde el viernes en la región de Valparaíso causaron la destrucción de miles de viviendas y ocasionaron la muerte a 112 personas, cifra todavía muy preliminar.

Los servicios meteorológicos pronostican una mejoría en el clima a partir de este lunes, lo cual contribuirá a combatir las llamas.

El Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres indicó que en el país se mantienen 10 alertas rojas, cuatro amarillas y siete tempranas preventivas por incendios forestales.

 

Lamenta Díaz-Canel muertes y destrucción por incendios en Chile

La Habana, 5 feb (Prensa Latina) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, lamentó hoy la pérdida de 51 vidas humanas y la destrucción de miles de viviendas a causa de los incendios forestales que azotan al Sur de Chile.

En su cuenta de la red social X, el mandatario envió condolencias al Gobierno y al pueblo de la nación sudamericana, y destacó la participación en la contención de los siniestros de médicos chilenos graduados en la isla caribeña.

Reconforta saber que egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) laboran allí. Cuenten siempre con la solidaridad de Cuba, escribió Díaz-Canel en esa plataforma.

Como consecuencia de los devastadores siniestros que en los últimos días devoraron, además, unas ocho mil hectáreas de bosques y malezas en la región de Valparaíso, el presidente de Chile, Gabriel Boric, decretó estado de excepción de catástrofe en el país austral

De acuerdo con reportes de medios de prensas, esa decisión permitirá disponer de todos los recursos para atender la emergencia.

 

¿Por qué los incendios en Chile que dejan más de 110 muertos fueron tan destructivos?

Cubadebate

Ha sido calificada como una de las tragedias más grandes que Chile ha vivido en las últimas décadas.

Con más de 110 personas muertas y alrededor de 15 000 viviendas afectadas, el incendio que azotó a la región de Valparaíso tiene al país sudamericano consternado.

En dos de las ciudades más golpeadas, Viña del Mar y Quilpué ubicadas a unos 120 kilómetros de la capital Santiago, villas enteras quedaron hechas cenizas.

Las imágenes son desoladoras. Cientos de personas perdieron sus casas y ahora intentan recuperar entre los escombros algunas de sus pertenencias.

Las autoridades han asegurado que existen antecedentes fundados de que algunos de los focos fueron prendidos de forma intencional.

El propio presidente, Gabriel Boric, ha llamado a recopilar “toda la información” sobre el origen de los incendios.

“Resulta difícil pensar que pudieran existir personas tan miserables y desalmadas capaces de causar tanta muerte y dolor”, indicó.

“Pero si estas personas existen, las vamos buscar, las vamos a encontrar y tendrán que enfrentar no solamente el repudio de la sociedad entera, sino también todo el peso del derecho y de la ley”, agregó.

Aunque los grandes incendios no son un fenómeno nuevo en Chile ya ha vivido años críticos en 2014, 2017 y en 2023, entre otros este último tiene una dimensión sin precedentes por el número de víctimas.

Uno de los factores que más ha llamado la atención es la rapidez con que se propagó.

“En solo 10 minutos, el fuego estaba con nosotros. Había humo, el cielo se volvió negro y todo estaba oscuro. El viento era como un huracán. Era como estar en el infierno”, dijo a la prensa local una mujer que estaba en una de las zonas afectadas.

¿Cómo se explica el nivel de destrucción que dejó este siniestro? Y, ¿por qué se propagó tan rápidamente?

Sequía prolongada y plantaciones forestales

Chile ha sufrido sequías por al menos los últimos 15 años, lo que ha sido atribuido directamente por los científicos con el cambio climático.

El fenómeno afecta principalmente a la zona central del país donde se encuentra la región de Valparaíso debido a un déficit de lluvias prolongado.

Aunque el invierno pasado llovió más que en años anteriores, los expertos han advertido que las consecuencias de la sequía siguen presentes.

Y es que el período de escasez hídrica ha sido tan largo que la vitalidad del suelo se ha visto afectada.

Al estar los suelos más secos, la vegetación sufre lo que los expertos denominan “estrés hídrico”. En definitiva, el material vegetal arde con mayor facilidad.

A lo anterior se suma que tanto en la zona centro como sur de Chile abundan las especies invasoras, como el pino o el eucaliptus, que han sido introducidas a partir de la producción de celulosa y madera del país.

Estas plantaciones forestales rodean varias zonas de Valparaíso y arden con más facilidad, dicen los expertos.

“El pino insigne y el eucalipto se queman relativamente rápido, y además de eso tenemos otras especies invasoras arbustivas que generan una cantidad de combustible muy alta”, le dijo a BBC Mundo Aníbal Pauchard, director del Instituto de Ecología y Biodiversidad de la Universidad de Concepción.

Fuertes vientos y altas temperaturas

Las condiciones climáticas también jugaron un papel importante en el nivel de destrucción del siniestro.

Desde que comenzó el incendio, el viernes 2 de febrero, la temperatura en la región de Valparaíso superó los 33 grados.

Esta temperatura fue calificada por los meteorólogos como “extremadamente alta e inusual” para esa zona costera.

También se registraron ráfagas de viento de hasta 80 km/h, lo que fue favorable para la propagación del fuego. Y un nivel de humedad más bajo de lo común.

Esto afecta especialmente a las áreas urbanas emplazadas en las quebradas que, de acuerdo con los expertos, actúan como “aceleradoras de viento”, lo que hace más difícil controlar los incendios.

Y es que la abundancia de cerros y valles contribuye a que los vientos adquieran mayor velocidad.

Densidad de población

Otro de los factores que explica la dimensión de la destrucción de este incendio tiene que ver con la infraestructura de las zonas afectadas.

De acuerdo con expertos, algunas de las áreas quemadas están densamente pobladas, sin patrones de planificación ni conectividad adecuadas o muros de contención.

Muchas de las viviendas que hay en estas zonas son precarias y están hechas con materiales livianos o maderas, fácilmente inflamables.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Miguel Castillo, académico de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile, señaló que el área afectada “es muy complicada”.

“Estas son zonas que han tenido un altísimo aumento en la densidad geográfica de población  Es una de las causas que explica por qué el fuego avanzó tan rápido”, indicó.

(Tomado de BBC Mundo)

Solidaridad
Randy Alonso Falcón - Cubadebate - Foto: Cortesía de la Brigada Médica de Cuba en Calabria.- La Brigada de Médicos Cubanos que trabaja en la región italiana de Calabria, ha recibido este sábado una tarja de r...
Cuba en Resumen - Video: Al Mayadeen.
Alicia Bárcena, canciller de México. Foto: Prensa Latina. Videos: Canal Caribe / TV Cubana y Cubavisión Internacional....
Lo último
La Columna
La Revista