Cubainformación.- En este espacio de El Batazo, analizaremos la operación "Payá-Carromero", a cargo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, órgano de la OEA (Organización de Estados Americanos), que ha emitido un informe acusando a "agentes estatales" cubanos de la muerte del contrarrevolucionario Oswaldo Payá en 2012, al supuestamente provocar el accidente que acabó con su vida. Les invitamos a que lean ese informe, una pieza jurídica de tan "suma imparcialidad" que quien la redacta podría ser Ángel Carromero, político de la derecha española causante del accidente que mató a Payá y por el que fue condenado a cuatro años, ya que se limita a aprobar todas y cada una de sus mentiras. El informe no tiene ni pies ni cabeza, carece de ningún valor, ni informativo, ni jurídico ni político, y es una más de las operaciones contra Cuba desde la OEA, ese lamentable órgano dirigido por el Gobierno de EEUU. Se nos ocurría también este otro titular: "La OEA devuelve el carnet de conducir a Carromero".


En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar.

Ver este mismo video en YouTube

También hablaremos del último "globo chino espía" que, en este caso, ¡sobrevuela sobre Cuba!: una supuesta base de espionaje chino en La Habana. Otra patraña más que anima a alimañas anticubanas como Guillermo Fariñas, quien ha pedido por ello "el bloqueo aéreo y naval" de EEUU a la Isla. Sí, sí, una propuesta del "Premio Sajarov de derechos humanos" del Parlamento Europeo.

De esto y de muchos más temas, en nuestro programa, a partir de mensajes Twitter de:

@OsvaldoMtnez90

@MashiRafael

@SMoncada_VEN

@ElNecio_Cuba

@AnibalGarzon

 

Las contradicciones de Ángel Carromero sobre el accidente que él provocó

Ver Video: Televisan el disparate conspirativo de Ángel Carromero. El desmentido de la Justicia española no (+ Viñeta de Tasio) (Español/Italiano/Français/English)

La tesis del asesinato de estado, que responde a una nueva campaña contra Cuba en la que toman parte poderosos políticos y medios de la derecha internacional, no tiene –por supuesto- ni pies ni cabeza. No aporta la menor prueba o testigo. Pero, además, contiene evidentes –y hasta risibles- contradicciones. Recordemos que Ángel Carromero sostuvo, en una entrevista de El Mundo, que un auto les perseguía y golpeó su vehículo por detrás, hasta sacarlo de la carretera. Y –aunque perdió el conocimiento ¡hasta en dos ocasiones!- defiende que los dos “disidentes” no fallecieron entonces, sino que fueron asesinados posteriormente por agentes de la seguridad cubana. Repasemos algunas contradicciones del relato.

1- ¿Vehículo rojo o azul, auto o camión? Carromero había declarado el 5 de marzo, al “The Washington Post”, que el coche que les seguía era un “viejo Lada (de color) rojo” (14). Sin embargo, en la entrevista de agosto para “El Mundo” era “un vehículo azul” el que les embistió y sacó de la calzada. Este gazapo, cazado inmediatamente en las redes sociales, trataba de ser enmendado por el diario El Mundo, a través de un cuadro aclaratorio, el día 8 de agosto: en él, explicaba que, realmente, les habían seguido “varios” vehículos en el trayecto, uno de ellos rojo y otro azul, y que fue éste finalmente el que les golpeó (15). El diario de Miami “El Nuevo Herald” trataba también de echar una mano a Carromero, que mencionaba en sus páginas no dos, sino “tres vehículos” de seguimiento en su trayecto entre La Habana y Bayamo (16). Pero las contradicciones sobre el color del auto no acaban ahí. En febrero de 2013, en rueda de prensa, la hija del fallecido Oswaldo Payá –días después de haberse entrevistado personalmente con Ángel Carromero- señalaba a un Lada rojo –no azul- como el vehículo agresor, ya que –según sus palabras- “viajaba casi en paralelo con el auto (de) (...) mi padre, y los pasajeros de este Lada (rojo) (...) (llegaron) al lugar de los hechos antes incluso (...) que (...) los testigos oficiales” (17). Para completar el despropósito, en julio del pasado año, su hermano, Oswaldo Payá hijo, declaraba a la BBC, que fue -no ya un Lada, sino- “un camión (el que) los golpeó (...) hasta sacarlos a la cuneta" (18).

2- ¿Payá ingresó vivo o muerto en el hospital? Pero esta no es la única contradicción entre las versiones de Carromero y la familia Payá. Carromero sostiene que Oswaldo Payá "salió vivo del accidente” porque “las enfermeras y un párroco (le) aseguraron que en el hospital ingresa(ron) los cuatro” ocupantes del vehículo (19). Sin embargo, Rosa María Payá había declarado, en la mencionada rueda de prensa, que su padre no recibió “ningún tipo de ayuda médica antes de morir y solo fue llevado al hospital después de muerto" (20). ¿En qué quedamos entonces, Payá ingresó vivo o muerto en el hospital?

3- ¿Muerto a golpes o por un accidente provocado? Pero hay quien, en la familia Payá, llega a contradecirse a sí mismo en la misma entrevista. El hermano de Oswaldo Payá, en El Mundo, sostiene que aquél fue asesinado a golpes -“le golpearon con algo contundente muchas veces” afirma- para, un poco más tarde, relatar que una persona les había llamado diciendo que “Payá ha(bía) muerto en un choque con un (coche) patrulla” (21). ¿En qué quedamos, fue muerto a golpes o por el choque de un vehículo policial?”

4– ¿Las matrículas azules en Cuba son solo de la policía? Por otro lado, Carromero afirma que Oswaldo Payá le dijo que el vehículo que les seguía era “de la (policía) Comunista (cubana) por el color de la placa” (22). Algo absolutamente imposible: cualquier ciudadano cubano sabe que, en la Isla, no existe un color específico de matrícula para la policía, y que las de color azul corresponden a cualquier vehículo propiedad del Estado, sea policial, escolar, de transporte obrero, e incluso un taxi estatal (23).

5- ¿Impacto por detrás sin marcas en el vehículo? Carromero dice que su coche fue impactado por detrás, algo que desmienten las fotografías del vehículo tras el accidente, donde no se aprecia rastro alguno de ese impacto (24). El expediente policial tiene, además, fotos detalladas y dictámenes de peritos que descartan toda colisión con otro vehículo. Y tres testigos presenciales -un ciclista, un conductor de tractor y un peatón- confirmaron que el auto de Carromero iba a gran velocidad, derrapó y se estrelló solo (25).

6- ¿Una persecución no despierta al acompañante? Tampoco se entiende que la tensión de una persecución por todo el país no despertara al político sueco Aron Modig, quien –según declaraciones a la prensa sueca- sigue sosteniendo que dormía plácidamente y no recuerda nada (26).

7- ¿Un auto les saca de la carretera a 50 km. por hora? También parece altamente improbable que un vehículo –que no fuera un camión o un tanque- les sacara de la carretera de un golpe trasero si –tal como Carromero sostiene- él conducía a muy baja velocidad (entre 50 y 60 Km. por hora) (27).

8- ¿Perder el conocimiento por un choque a baja velocidad? O que perdiera el conocimiento en un choque a velocidad tan reducida.

 

Equipo: Lázaro Oramas, José Manzaneda.

Fotografía para la portada: Wikimedia Commons.

 

Visita las redes sociales de Cubainformación:

https://www.facebook.com/cubainformacion
https://twitter.com/cubainformacion
https://www.instagram.com/cubainformacion/
https://www.youtube.com/user/CubainformacionTV/videos
https://www.tiktok.com/@cubainformacion.tv

Telegram: https://t.me/cubainformacion
Hazte socia-o de Cubainformación: https://cubainformacion.tv/campaigns/yotambiensoyci/donativo

Especiales
Cubainformación.- El Gobierno de EEUU trata de herir el turismo europeo a Cuba con la exigencia de VISA a aquellas personas que, antes, hayan viajado a la Isla, en franca violación del derecho de viaje. Pero no solo es que desde la Uni&...
Cubainformación.- ¿Qué hay detrás del asalto de la policía de Ecuador, ordenado por su Gobierno, a la Embajada de México, para capturar al preso político allí asilado Jorge Glas, siendo un acto ...
Cubainformación.- "El último absurdo de la política de Estados Unidos hacia Cuba es que un pequeño grupo de legisladores cubanoamericanos conservadores, obsesionados con reducir a la isla a la miseria, dictan hoy pol&...
Lo último
La Columna
La Revista