Cubainformación.- Repasamos los sucesos ocurridos el pasado domingo 17 de marzo en tres puntos de Cuba, especialmente en Santiago, donde cientos de personas salieron a protestar por los largos cortes de luz y por la escasez general de alimentos. Hechos que son la consecuencia directa de la guerra económica a la que el Gobierno de EEUU somete al pueblo cubano. Pero -¡cinismo nivel Dios!- la embajada yanki en La Habana enviaba, al producirse los sucesos, mensajes de "apoyo" a los "derechos humanos" de dichas personas y exigencias de que La Habana atienda sus "necesidades legítimas". ¿Necesidades legítimas de alimentación, medicamentos, luz eléctrica o transporte? ¿Con qué recursos, si Vds. cercan la economía de la Isla, persiguen las inversiones, ingresos, créditos y combustibles? Son verdaderos criminales, a cuya música bailan ratones subvencionados y no pocos medios de comunicación del mundo, en cuyas redacciones, el periodismo desapareció hace años, para ser sustituido por la más vulgar de las propagandas neocolonialistas.


En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar.

Ver este mismo video en YouTube

Repasamos algunos de los cientos de titulares que han pretendido convertir una protesta de tipo económico, inducida por el bloqueo genocida de EEUU, en una rebelión popular contra el Gobierno Revolucionario. Falso absolutamente. Además, dicho gobierno reaccionó, a la protesta pacífica, con el diálogo. Sin represión.

Las imágenes de la primera secretaria del Partido Comunista de Cuba en Santiago, Beatriz Johnson, subida en un edificio, dando la cara, hablando con transparencia antes varios cientos de personas, pasará a la historia. Más o menos como hacen los dirigentes en tantos países, ¿verdad? Como los que ordenan, de inmediato, sacar camiones con chorros de agua o patrullas policiales, a reprimir a palos a quienes protestan. Ah, pero leemos -fíjense hasta qué punto son manipuladores- que Johnson se subió a una "azotea" obligada "por las protestas populares", en una especie de huida del pueblo. Dan mucha vergüenza ajena.

Hoy con post de:

@_Davidcu

@ElNecio_Cuba

@CarlosFdeCossio

@ldejesusreyes

@ElProfe2890

@Reylope13

@EugenioMtnez

@MariaDiazPerer1

@MaElviraSalazar

Foto para portada: Beatriz Johnson en un acto político en 2018, en Santiago de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate. Equipo: Lázaro Oramas, José Manzaneda, Hafed Mohamed Bachir.

Fragmentos principales de "El Batazo"

1 - En Cuba dialogan con el pueblo que protesta, en otros lugares lo cosen a palos

2 - ¿Por qué tanto revuelo mediático por una protesta pacífica con una respuesta sin represión?

3 - Cinismo USA nivel Dios: provocar penurias pero abogar por "legítimas aspiraciones" del pueblo cubano

4 - Medios cínicos y colaboracionistas con el bloqueo de EEUU contra Cuba

Visita las redes sociales de Cubainformación:

Facebook: https://www.facebook.com/cubainformacion
X (Twitter): https://twitter.com/cubainformacion
@cubainformacion
Instagram: https://www.instagram.com/cubainformacion/
YouTube: https://www.youtube.com/user/CubainformacionTV/videos
TikTok: https://www.tiktok.com/@cubainformacion.tv
Canal de Telegram: https://t.me/cubainformacion
Canal de WhatsApp: https://whatsapp.com/channel/0029Va9YFa43bbV3qiotA40d
Hazte socia-o de Cubainformación: https://cubainformacion.tv/campaigns/yotambiensoyci/donativo

Especiales
Cubainformación.- ¿Qué hay detrás del asalto de la policía de Ecuador, ordenado por su Gobierno, a la Embajada de México, para capturar al preso político allí asilado Jorge Glas, siendo un acto ...
Cubainformación.- "El último absurdo de la política de Estados Unidos hacia Cuba es que un pequeño grupo de legisladores cubanoamericanos conservadores, obsesionados con reducir a la isla a la miseria, dictan hoy pol&...
Cubainformación.- Las protestas del domingo 17 de marzo en Santiago de Cuba, debido a los cortes de luz y al retraso en la entrega de los alimentos subvencionados, consecuencia a su vez de la guerra económica contra la Isla por parte de...
Lo último
La Columna
La Revista