Por Bartolomé Sancho Morey* - En estos momentos históricos difíciles en que vive  Cuba, después de más de 62 años de   un bloqueo genocida sin precedentes en la historia de la humanidad,  y que pocos días después de [año 2014] tomar posesión el mismísimo ex presidente Barack Obama, reconoció que el bloqueo no había cumplido la misión  por el cual en su día fue creado, [sino todo lo contrario] derrotar por todos los medios habidos y por haber; económicos, diplomáticos, violentos, intervenciones militares, sabotajes y actos de toda índoles [material y humano] incluido el más inmoral repugnante  y cobarde como es el terrorismo de Estado, ejercido sistemáticamente en mayor o menor grado por los gobiernos o las administraciones Demócratas o Republicanas de turno. Con miles de víctimas, sin olvidar las cuantiosas pérdidas económicas calculas en más de un billón [un millón de millones al valor actual] de dólares, reconocidas por prestigiosas economistas estadounidenses nada sospechosos de ser Castristas.


Ante tamaño fracaso, derrota tras derrota  “ideologica-política, terrorista y militar” del Tío Sam, más aislado y desprestigiado que nunca, que ¡prohibido olvidar!  “no seamos ingenuos” obligado por el aumento de la presión de la opinión pública mundial incluida la de su país y sobre todo por la ineficacia del bloqueo, optó reanudar las relaciones diplomáticas, no así las comerciales ni turísticas con la isla de la dignidad y resistencia, nunca mejor dicho ¡Resistir es vencer! El Imperio 10 años después, desesperadamente sin escatimar medios ni métodos, [pacíficos y violentos] intenta “disfrazado de caperucita roja” junto al globalizado terrorismo-mediático sin precedentes.  Derrotar a la Revolución.

Que tiene ¡Yo soy Fidel! que los yanquis no pueden con el

Cuba: En estos momentos históricos y difíciles, después de más de 62 años, de estar sometida a un bloqueo sistemático genocida sin precedentes en la historia de la humanidad, y que el expresidente Demócrata “nacido para ser esclavo” Barack Obama, reconoció en su día que el bloqueo, no había cumplido, sino todo lo contrario, la misión por el cual fue creado; derrotar la Revolución Cubana por todos los medios habidos y por haber: Económicos, diplomáticos, violentos, intervenciones militares, actos de sabotajes, terrorismo-mediático, etc. etc., incluido el  más inmoral.  repugnante y cobarde de Estado ejercido sistemáticamente en mayor o menor grado por los gobiernos o administraciones; Demócratas o Republicanas, [los mismos “dogs” con diferentes collares] de turno. Con miles de víctimas, sin olvidar las pérdidas económicas calculadas en más de un billón [un millón de millones al valor actual] de dólares, reconocidas por prestigiosos economistas de EE. UU, nada sospechosos de ser Castristas.

El Tío Sam, [años 2009-2017]  más aislado, desprestigiado y peligroso que nunca, obligado “no seamos ingenuos” por el aumento de la presión pública  mundial incluida la de su propio país y sobre todo por la ineficacia del bloqueo,  optó, desesperadamente;  aconsejado  “por los sabios pensantes del Club Bilderberg”; sin escatimar medios ni escrúpulos, cambiar de estrategia y de imagen, para ello nada mejor que a través del ambicioso, cínico y  oportunista donde los haya, el negrito-sumiso-todo-terreno  Barack Obama, “disfrazado en este caso de Caperucita Negra“  a través de nuevos carriles  y variados métodos “pacíficos y amorosos, ideológicos” Poder “en nombre de la libertad y defensa de los derechos humanos” ¡Por fin! minar y destruir ¡misión imposible!  la isla de la dignidad y la resistencia. La Revolución Cubana.

 Fracaso tras fracaso, el Imperio, como un loro, repite y repite, insisto, en nombre de la libertad y defensa de los derechos humanos [2017-2021] recrudeciendo hasta lo inimaginable el bloqueo, en este caso a través del nazi-fascista-golpista-terrorista del partido Republicano Donald Trump, “por la vía rápida poner fin” sin disfraces ni escrúpulos, mostrando el verdadero rostro o cara del Neoliberalismo, o sea la Barbarie. eliminar [insisto misión imposible] de raíz a la Revolución Cubana. ¡Cuanta hipocresía, cinismo, falsedad y cobardía!

Ante tamaña barbarie; nada mejor que recordar entre otras muchas personalidades a título de ejemplo, ”al margen de ideologías” las sabias, justas y valientes  declaraciones [más vigentes que nunca] del ex presidente Jimmy Carter, el cual después de hacer fuertes críticas, en un artículo en The New York Times, condenando no pocas violaciones a los derechos humanos que en nombre de la lucha contra el terrorismo, la libertad y los derechos humanos, comete su país afirmo: “EE. UU, no tiene moral para hablar de derechos humanos”. Sin comentarios.,

Hoy, agosto del 2023, casi 3 años después del triunfo del demócrata Joe Biden, que en su campaña electoral ¡Prohibido olvidar!  prometió “a bombo y platillo” suavizar el bloqueo. Ahora, con el argumento falso y repugnante [ellos lo saben, batiendo todos los records habidos y por haber de cinismo, hipocresía, cobardía, conducta gansteril, etc.etc.] que la isla es exportadora de terrorismo y que, en Cuba, no son respetados los más elementales derechos humanos. ¡Increíble pero cierto!  Ha hecho todo lo contrario.

Pienso, en este momento histórico y difícil que vive de confusión ideológica y de valores la humanidad, nada mejor que ambos presidentes Joe Biden y Díaz Canel, habida cuenta que EE. UU y Cuba maximos exponentes de dos filosofías antagónicas de democracia, libertad, defensa de los derechos humanos etc. etc. Sería interesante, muy clarificador con repercusión sin precedentes a lo largo y ancho de los cinco continentes, y sobre todo por respeto a sus respectivos pueblos, a través de un debate [batalla de ideas] hasta la saciedad en vivo, directo y en cadena [radio, TV, etc] explicando con luz y taquígrafos, ¿que entienden por democracia a qué clase de libertades se refieren?, ¿para quienes ¿para hacer qué? Y sobre todo cuales están o no al alcance de sus ciudadanos.

Algo parecido, haciendo memoria, hizo en su día el gobierno revolucionario cubano con las visitas históricas a la isla, del Papa Pablo II [Enero 1998]  y del ex presidente  Jimmy Carter [2002] transmitiendo en vivo, directo, en cadena nacional por los canales de TV y emisoras de radio, Y publicados de igual forma en su totalidad [las críticas, conferencias, y discursos íntegros de tan ilustres e históricas personalidades] al día siguiente con puntos y comas  [sin sacar o manipular un sola palabra o frase de contexto] por todos los periódicos de la isla.

Para terminar, nunca mejor que recordar, la famosa e histórica reflexión-pregunta hecha en su día por el genio de los genios  Vladimir  Lenin: ¿Libertad para quienes? Y ¿Para hacer que?. La cual “al margen de idologias” además de estar mas vigente que nunca, sigue siendo para los demócratas y amantes de la libertad en mayúsculas.  El gran debate [secuestrado] pendiente de los pueblos ¡LA HUMANIDAD!

Reflexionen: Analicen y saquen  sus propias   conclusiones.

 

*Bartolomé Sancho Morey es militante hispano-venezolano del PSUV. Es periodista balear residente en La Habana, con nacionalidad española y venezolana. Ex dirigente del PSOE y UGT. Fue expulsado del PSOE por orden de Felipe González.

 

 

La Columna es un espacio libre de opinión personal de autoras y autores amigos de Cuba, que no representa necesariamente la línea editorial de Cubainformación.

La Columna
Por Bartolomé Sancho Morey* - El Imperio nazi fascista, terrorista-genocida, más poderoso [Económico-militar] del planeta tierra, jamás conocido y posiblemente por conocer.  No pasa [1960-2024] un solo día; que...
Por Bartolomé Sancho Morey* - El pasado día 24 de diciembre Inglaterra, luego de una avanzada de declaraciones falsas, de sus funcionarios sobre la supuesta propiedad del Esequibo por Guayana, asesorada-teledirigida por EE. UU, sumisame...
Por Bartolomé Sancho Morey* - En estos momentos históricos, difíciles político-socio-económicos y de “confusión ideológica” en que vive la humanidad, el inescrupuloso Neoliberalismo-sionist...
Lo último
La Columna
La Revista