Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Aunque parezca inverosímil, la próxima víctima de la maquinaria subversiva de Estados Unidos contra la Revoluciona cubana es el proyecto del nuevo Código de las familias, sobre el que organizan una intensa campaña desinformativa a través de las redes sociales, que pretende retomar la execrable Operación Peter Pan, desarrollada por la CIA en contubernio con la iglesia católica a partir del 26 de diciembre de 1960, mediante la cual sacaron del país a 14 mil 48 niños sin acompañantes.


Tras esa propaganda subversiva se esconde el ataque a la unidad del pueblo cubano, que debe votar en referendo popular dicho Código, algo que demuestra el carácter verdaderamente democrático de la Revolución, pues ningún otro país busca la aprobación de las leyes con el voto directo y secreto de sus ciudadanos.

Los yanquis saben que el pueblo cubano es el actor determinante del proceso revolucionario y resiste con unidad sus ataques para destruirlo, desde los actos terroristas, la invasión mercenaria por Bahía de Cochinos, la cruel guerra económica, comercial y financiera durante 63 años, hasta los miles de horas de transmisiones radiales y televisivas, junto a falsos artículos periodísticos que pretenden distorsionar la realidad de Cuba para confundir a sus ciudadanos, lo que nunca han logrado.

Por eso ahora se lanzan a fondo contra el nuevo Código de las familias para que el pueblo vote en su contra, lo que serviría a Estados Unidos de base para proclamar una supuesta oposición a la Revolución, por eso buscan alianzas para atacar temas como el matrimonio igualitario, la adopción y la patria potestad, esta última ampliada bajo el concepto de responsabilidad parental por ser más adecuado con el acontecer actual, donde no solo padres y madres comparten el cuidado y formación de sus hijos, sino abuelos y hasta tíos, cuando los padres y madres no están presentes por diferentes causas.

 

El actual proyecto refleja los cambios de la sociedad cubana desde que el anterior fuese aprobado hace varias décadas, y se sustenta en la nueva Constitución de la República, después de haberse trabajado intensamente por especialistas y expertos reconocidos de varios ministerios y organismos, las universidades y organizaciones de la sociedad civil, en 23 anteproyectos que fueron perfeccionados y presentados a la Asamblea Nacional para su discusión y aprobación, en diciembre del 2021, con todas las modificaciones y propuestas adicionadas.

Esa discusión democrática que Estados Unidos y sus aliados no tienen para la aprobación de las leyes, es precisamente lo que tanto molesta a quienes atacan a la Revolución, por eso la batalla que pretenden librar para desinformar al pueblo cubano, como si este no tuviera suficientes conocimientos, cultura política y experiencia de las acciones de subversión político-ideológica desarrolladas por la CIA contra Cuba.

El nuevo proyecto fortalece la responsabilidad familiar, coloca el amor, el afecto, la solidaridad y responsabilidad en el punto más alto de los valores de las familias, cada vez más diversas y diferentes a las de décadas anteriores. También reconoce la igualdad de género, fortalece la corresponsabilidad de todos en el trabajo doméstico, el cuidado y formación de los hijos, abuelos y otros familiares. Protege a los adultos mayores, brinda solución a conflictos trasnacionales derivados de la emigración o relaciones con extranjeros, el derecho a una vida familiar libre de violencia y protege a niños y niñas de forma más amplia.

Ante los fracasos de conformar una oposición a la Revolución, provocar disturbios callejeros, sabotear eventos culturales y entorpecer el turismo, los ideólogos de la CIA piensan que su oportunidad está en el referendo al que se llevará este Código de las familias, pero se quedarán nuevamente con las ganas pues cubanas y cubanos se ven todos reflejados en él, con mayor protección y derechos que nunca antes.

El pueblo de Cuba tiene un alto nivel de instrucción, no existen analfabetos ni ignorantes y las propias acciones ejecutadas por Estados Unidos le han servido de preparación política y no se dejan engañar.

El voto popular será mayoritario a favor de su aprobación, porque reconoce el derecho de todos, sin discriminación ni atavismos.

 

Una vez más la CIA y sus lacayos morderán la derrota, pues como señaló José Martí:

“La vida es inspiración, fraternidad, estímulo y virtud”.

La Columna
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Nada de lo que sucede en Miami puede extrañar y menos aún cuando se trata de la comunidad cubana emigrada autocalificada de “exilio”, grupo que nunca ha ce...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En Miami cunde el pánico ante presuntos recortes de financiamiento y personal en las llamadas Radio y TV Martí, ambas creadas para intentar subvertir el orden interno ...
Por Arthur González/Martianos-Hermes-Cubainformación.- En su más reciente mensaje, los Obispos Católicos de Cuba emiten criterios para que los cubanos y cubanas no voten a favor del nuevo Código de las Familias, sig...
Lo último
Cuba, el huracán y la palma
Iroel Sánchez - La Pupila Insomne.- Todos hemos sido afectados por el impacto del huracán Ian. Es comprensible la lógica irritación de quienes llevan varios días sin servicio eléctrico: la pérdida...
Ver / Leer más
La Columna
Cuba, el huracán y la palma
Iroel Sánchez - La pupila insomne.- Todos hemos sido afectados por el impacto del huracán Ian. Es comprensible la lógica irritación de quienes llevan varios días sin servicio eléctrico: la pérdida de a...
La Revista