Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- ¡Cuba no miente! Ni tiene nada que ocultar: obras artísticas contra el bloqueo de EEUU a Cuba. (Al no ser nada adicto a guardar recortes, fotos u otras cosas que ahora necesito, pedí ayuda a los amigos, y estos, mis queridos amigos, ya empiezan a responderme. Al final de esta nota, copio mi respuesta a Jose Manzaneda por el envío de este vídeo, y sigo...)


En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar.

“EL ITALIANO”. NOTAS. -2-

¿Que el bloqueo de EEUU contra Cuba no ha hecho ningún daño a la vida de los cubanos? Hay que tener una cara muy dura, pero tan dura que, quizás, por ello hablar con alguien que afirme tal negación es hacerlo con una piedra, y no cualquiera, sino con una que tiene, obligatoriamente, una cara luciferina y nos lanza llamas con su voz. ¡Qué inefable resulta esa cara! Del bloqueo de EEUU contra Cuba no se salva nada ni nadie. Podremos tener miles de errores nuestros o presenciar actitudes o hechos -como el expuesto en esta pieza teatral- que parezcan no tener nada que ver con las agresiones de EEUU a la isla, y ello sería también que tuviéramos la cara un poco dura. Todo, todo lo que sucede en Cuba está marcado por esas infames agresiones de Goliat contra David, y donde David sigue ahí como la piedra más dura y resistente del universo!

Esta obra es parte de la mejor tradición crítica del Arte Cubano que, en su esencia teatral, es una excelsa provocación pública y una gota más del imprescindible humanismo que lucha contra todo lo que pueda dañarlo. De ahí que este Arte sea apoyado en toda su producción por el propio Gobierno de Cuba y premiado y promocionado por todas las instituciones culturales del país. ¡Es nuestra libertad! Es la fiel consecuencia de la responsabilidad, la expresión artística nacional y los anhelos populares de transformación social que la Revolución Cubana encarna.

Para el Arte Teatral nada es tan efectivo como cuando toca las llagas de las que, en algo, podemos ser responsables, conscientes o de forma inconsciente. Por ello en esta obra puede resultar espectacular el lucimiento de ciertos dolores de cabeza en los cubanos. Es adrede. Que nos los haga sentir y pueda darnos el escalofrío de la rabia o la gracia de la leve sonrisa también es con toda intención. ¿Cómo ha sido posible que no enloquezcamos y Cuba siga adelante? No ha sido fácil, es cierto, y la consigna que más hemos acogido -‘el no cojas lucha’-, ha servido también para que la lucha nunca se detenga dentro de un simbolismo puramente de supervivencia y de continuidad en la alegría y no en el morbo.

A los cubanos no hay que recordarles sus heridas, pero el ser conscientes de la dualidad en que las llevan puede ser una estupenda incitación a curarlas cuidándonos, porque jamás podrá haber proyecto exitoso donde sus integrantes no se cuiden. Es la ley suprema de todo movimiento social que, solo con la extensión de la fraternidad, alcanza las mejores acciones para embellecer lo personal, lo colectivo y todo lo que les atañe.

De no suceder estos cuidados, y en medio del animal acosado donde EEUU pone nuestras vidas y proyectos, podemos incluso sin darnos cuenta matar nuestros propios sueños y pensar, con la más torpe ingenuidad, que miramos mucho más la paja en el ojo ajeno que en el nuestro, cuando en realidad es ese ojo ajeno quien más se fija en nosotros y nos asedia, no solo como ‘plaza sitiada’ cuyo tema ya nos aburre y casi nos enferma, sino también como ‘el invisible’ enemigo que concede a todo cubano ‘el privilegio’ de hacerse ciudadano estadounidense por su cara bonita de Sagua de Tánamo, de Batabanó o del Cerro, da igual, solo por ser cubano está apto para beneficiarse con la “Ley de Ajuste Cubano” que pretende ‘salvar’ a los cubanos con la típica arrogancia y engaño de los imperios buscando presas fáciles.

Qué extraña invisibilidad la de este enemigo que, gracias a la Revolución Cubana, ha devenido de agresor con aquellos que se muestran partidarios de ella, al estupendo refugio –como habría de ser el de todo país del primer mundo acogiendo a los emigrantes-, como lo son los miles de cubanos que arriban a sus fronteras. Igual que EEUU les ha aplicado la ley de forma diferente en la historia de esta comunidad cubana, Cuba ha hecho lo mismo, pero el país que más ha contribuido a que este asunto mejore en el ejercicio de la libertad de vivir donde cada cual elija, es Cuba.

Mientras EEUU cada vez le quita más libertades a sus ciudadanos, Cuba las aumenta y, pasados los turbios acontecimientos en que los migrantes cubanos a EEUU -no olvidemos nunca los enormes daños que esa fuerte nación ocasionó y aún ocasiona a la isla--, fueron considerados ‘gusanos’, ‘traidores’. ‘vendepatrias’ y tantos otros adjetivos descalificadores y humillantes, hoy en día son, simplemente, cubanos residentes en el exterior que viajan a su tierra cada vez que pueden, desean y necesitan. Es bien conocida la numerosa cantidad de cubano-americanos que, ante no poder pagarse un seguro médico en EEUU, se tratan sus dolencias en Cuba sin costarles un céntimo. Igualmente miles de ellos conservan las propiedades de sus viviendas y hasta el puesto de trabajo por 2 años.

Si esto no es una notable contribución de Cuba a la libertad y protección de sus ciudadanos, que baje Dios y nos diga qué es. No obstante, en EEUU existe, quizás como herencia de los criminales, torturadores y ladrones que se fueron echando de la isla al triunfo de la Revolución, una comunidad cubana que, triste y dolorosamente, practica el odio a todo lo que se identifique con Cuba siguiendo los pasos de los peores gobiernos de EEUU y, como el Ku Klux Klan que no acaba de desaparecer en EEUU, nos lincharían a todos.

Aunque algunos no lo quieran ver, este ‘enemigo invisible’ se visibiliza no solo para ‘la protección’ de los cubanos, sino también para perseguir a todos los empresarios del mundo que, incluso dentro de su ‘libertad de empresa’, realizan alguna transacción con Cuba. Así EEUU ha impuesto sanciones millonarias a bancos franceses y suizos, ha amenazado a decenas de navieras para que no lleven nada a la isla y ha comprado, o puesto en quiebra, centenares de empresas de otros países para que se olviden de relacionarse con Cuba.

El asedio y bloqueo de EEUU a la isla es el mayor criminal con ciudadanía cubana -y sin la exageración de la frase-, puesto que sin haberla pedido ni habérsela otorgado, todo lo que ese país significa en términos de poder, abuso y ubicuidad camina por los más recónditos rincones de nuestros caseríos y pueblos insuflando una bienvenida al más absoluto bienestar en su territorio, por cierto muy cerca de nuestra isla que flota en el mar como si fuera parte esencial de  EEUU, Por ello la colaboración de EEUU en los hechos y situaciones de los diversos personajes de esta pieza teatral es rotunda!!!

………………………..

(Además del vídeo enviado por Jose, pongo una foto de una postal que, por mis 65 años, me hicieron mi Virginia y nuestra hija que, aun cuando, ni remotamente, están todos mis amigos, mis queridos amigos, ha sido uno de los homenajes más bellos que recuerdo en mis cumpleaños)

RESPUESTA A JOSÉ MANZANEDA:

“¡COÑÓ, JOSE, QUÉ MARAVILLA DE PERSONA ME HAS HECHO SENTIR QUE SOY! bueno, déjame quitar las mayúsculas, pues para nada nunca me he sentido una maravilla, y el único recuerdo que tenía de esa entrevista -y ahora volvió a pasarme- era el dolor de no haberla podido acabar... ¡qué maravilla ni qué ocho cuartos! soy nada, o algo muy similar a la nada. no pude decir que "de angola solo nos llevamos nuestros muertos", como dijo Fidel en aquellos momentos.

Soy, sencillamente, y para mi mayor maravilla, un hombre muy simple, aunque demasiado emotivo, nervioso e impotente ante la inmensa tragedia del mundo, como tantas otras personas... y sigo igual, o peor, ya apenas puedo conceder entrevistas para hablar de Cuba, y me gustaría tanto poder hacerlo, pero, ya, tengo casi 73 años, mi tiempo ya se me está yendo y no se me ocurre otra cosa que asimilarme como soy y por suerte, felizmente y a pesar de conmoverme, como me ha pasado ahora viendo la entrevista que me hicieron EN ESA MARAVILLA –Y AHORA SÍ ES VERDAD-- QUE ES EL PROYECTO DE “CUBAINFORMACION.TV” QUE LLEVAS ADELANTE DESDE HACE TANTOS AÑOS EN EL PAÍS VASCO Y PARA EL MUNDO.

Es que, como le digo a todo ser humano: 'sé tú, y siéndolo, serás todos, porque la única forma de vivir es saber que lo que tú no seas capaz de hacer, otros lo sabrán hacer'. Ya lo dijo el poeta universal Walt Whitman: "ME CELEBRO Y ME CANTO A MÍ MISMO, Y LO QUE YO SOY, TAMBIÉN LO ERES TÚ" GRACIAS, HERMANO, MUCHAS GRACIAS POR HABER GUARDADO ESTA EMOTIVA ENTREVISTA DEL AÑO 2009!!! OTRO FUERTE ABRAZO, andrés.

¡¡¡ SALVEMOS CUBAINFORMACION !!!

QUE NO RECIBE NINGUNA SUBVENCIÓN DEL ESTADO ESPAÑOL PARA SUS PROYECTOS DE SOLIDARIDAD CON CUBA DESDE EL PAÍS VASCO PARA EL MUNDO

HAZTE SOCIO O REALIZA UNA DONACIÓN

 

Serie completa "El italiano"

1.1. "El italiano”: Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Notas 1

1.2. "El italiano”: Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Textos 1

1.3. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Vídeo 1

2.1. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Notas 2

2.2. “El Italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Textos 2

2.3. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Vídeo 2 - La madre

3.1. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Nota 3

3.2. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Texto 3. La Vecina

3.3. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Vídeo 3 - La Vecina

4. 1. “El italiano” Nota 4. Una experiencia artística de la Revolución Cubana.

4. 2. “El Italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Textos 4: ‘El maestro’

4. 3. “El Italiano”. Vídeo 4: ‘El Maestro’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana.

5.1. “El Italiano”. Nota 5: El amigo. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

5. 2. “El Italiano”. Texto 5. Una experiencia artística de la Revolución Cubana.

5.3. “El Italiano”. Vídeo 5: ‘El amigo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

6.1. “El italiano”. Nota 6: ‘El empleado’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

6. 2. “El Italiano”. Texto 6: ‘El empleado’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

6. 3. “El Italiano”. Vídeo 6: El empleado. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

7. 1. “El Italiano”. Nota 7: ‘El viejo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

7. 2. “El Italiano”. Texto 7: ‘El viejo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

7. 3. “El Italiano”. Vídeo 7: ‘El viejo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

8. 1. “El Italiano”. Nota 8. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

8. 2. “El Italiano”. Texto 8: ‘El joven final’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

8. 3. “El Italiano”. Vídeo 8: ‘El joven final’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

 

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.-  Ya sabía del cuidado que los pueblos deben tener de una ideología de derechas. Y aunque los cuidados siempre son buenos con todas las ideologías,...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Convencido totalmente de la gravísima situación -mucho más grave que la pandemia- a que se enfrenta el frágil Gobierno de Coalición Progr...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Es una pena cuando uno no entiende las sucesiones del tiempo que estancan el acontecer de un suceso al juntarlo con otro. Es lo que me pasa con ‘mi italiano’ y ...
Lo último
La Columna
La Revista