Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint


(El rock y el humo del cigarro crean una atmósfera amenazante y en ella se evapora ‘el maestro’. Al empezar la transformación en el actor queda la voz del personaje ya ausente)

VOZ EN OFF: “El cálculo matemático no se hizo para ti. Estás equivocado. Tú y todos los demás. ¿Para qué estudian? ¿Para qué estudié yo?” (EN PLENO PROCESO DE CAMBIO, VEMOS AL PERSONAJE PRESENTÁNDOSE CON GRAN FLUIDEZ Y JUGANDO)

EL AMIGO: ¡Dame un tiempo, mi socio! Lo que te voy a llevar et witki, witki... (ENTRA A ESCENA BEBIENDO DE UN RECIPIENTE) ¡Ah, vaya, tóquese ahí! Don Vito Corleone Echemendía, ¡ah!... (SE DESPLAZA COMO UN LAGARTO QUE BAILA, APAGA LA GRABADORA Y SE ACERCA A SU VÍCTIMA RASCÁNDOSE LOS GENITALES) Asere, no coma má basura, no le va a pasar ná. Recuerde que uté e joven, y a la juventú le tienen miedo. ¡No tiene leyenda, no tiene compromiso con nadie ni con nada! Y ello saben que eso e peligroso. ¿Pot qué tú cré que casi to te lo dan de grati? Ah, pa que no averigie má ná, pa que no te infolme. ¡Pa que no te interese lo que tá pasando! Asere, tú fuite a la ecuela, igualito que yo. Nos botaron, ta bien, pero aprendimo la verdá y la mentira; con nosotro no funciona el cuento de la Caperucita.

 (BEBE, CHORREA EL LÍQUIDO, VUELVE A RASCARSE Y ACOMODA UN PIE SOBRE LA SILLA) ¡Ven acá! ¿Tú no te reía cuando te decían que tenías un entusiasmo etraordinario, un combativo otimismo? ¡Entonce!... Esa e la cuenta que ello no sacaron; siguieron inventando palabrita china y ya lo chino se acabaron. ¡Ah, ninguno de nosotros salió bobo! El problema tuyo e que tú ta un poco confundío. Hay que tar en la viva, consorte. Analiza, Tú sabe bien que la plata de verdá e la otra. ¡Pa qué tán la chopin, y lo jotele, y to lo carro lindo eso que andan por ahí, y toa esa gente que viene de fuera, igualita que nosotros…! Pero que no e igualita que nosotros. ¡Ah, valen má que tú, sí, valen má!. Ello pueden ir adonde quieran, y tú, tú, ¿a dónde va? ¡Ah, desmaya eso, pensar en lo malo lo pone mal a uno!

(COGE OTRO SORBO DE BEBIDA Y LA ESCUPE) ¿Tú sabe lo que e Cayo Largo? ¡Ah, ah, no lo sabe, pero ta loquito pod saberlo! No, no, yo te entiendo, eso e propio de la juventú. Hay que tener aspiracione,, potque si no, uno se aburre. ¡Óigame, yo le toy hablando con el corazón, que se me muera la pura ahora mimo si no e verdá! Y con eso no se juega, no, no, la pura e una santa. ¡Abandone to lo bidnesito eso honrao que uté tiene, vaya pa rriba, búdquese, búdquese batante peso malo, de cualquier forma, y camine, siete por uno! Y oiga..., yo no me había fijao, pero uté tiene tremenda ventaja.

 Lugo no e un apellido cubano. ¡Uté, uté parece italiano! Sí, sí, de Italia, la  de verdá, la que ta llá fuera. ¡Que volá, asere, sal del  montón, el montón nunca va a ser italiano, aquí el  desarrollo va a demorar, eso ta muy lejo y no hay tiempo! Cuando eso llegue, ya uté no e ni                                                                                                 italiano ni de ninguno de lo paíse. (SE GUSTA EN SUS GESTOS Y LO EXPRESA REPITIÉNDOLOS) ¡Ah, déjate de bobería, Defiende tu nacionalidá! Oye, nosotro lo cubano somo blanco y negro, pero en Italia eso no e así, y la vida no e  igual en blanco y negro que en tos los colore. (RÍE Y SE DISFRUTA) ¡Vive ahora, que ahora e que te tocó!

 (SE EXCITA Y SE ACERCA MÁS AL JOVEN) Asere, no te va a pasar ná... ¡Ño, que indeciso e ete hombre! Mira, en el caso de que te cogieran, to el mundo sabe que te sacan enseguía, no les conviene, se lé acaba el negocio de la libertá. Y vaya, pa que te acabe de convencel… En el caso raro de que te guardaran un tiempo, ¡sepa que en el tanque hay un grupo musical, ah!… Quién sabe si tu futuro e ser un artista famoso y necesita la reja pa que te conohcan y ta, ta, ta…

(SE ACOMODA EN LA SILLA Y ESTIRA SUS PIERNAS CON AMPLITUD) Oye, despierta, mira la isla del sol que te rodea. ¡Aquí hay dos mundo! No te deje llevar pa'l más malo. La gente inteligente se tá cotejando, sin decir ná. Esa e la consigna, en silencio. Eto ta raro, la locura de lo fula, ¿Tú no hags visto las guagua de turismo en el cementerio de Colón? Ah, pué lo van a cerrar pa nosotros. Dicen que eso e un museo… ¡Ah, son uno exagerao, chico, te tienes que morir pa que te dejen entrar al área dólar! Tú ta conciente de la cosa. ¡Ah, tú ta ciego!… O tú ere trompeta... ¡Oye, no, no, tú, no me chive, no juegue con eso! Ah, me engañate, asere, tú no ere italiano. No, no, tiene que demotrarlo. Dame una prueba…

(SE INCORPORA CON SUS MOVIMIENTOS MÁS ESPECTACULARES) Mira, allá lante hay una Tienda del Pueblo. Uno de lo empleado e tremendo pendejo, una cherna de cabaré. ¡Llégate por allá!… Y oyélo, oyélo bien, y si tú ta seguro que tú no quiere seg como él, ni como ninguno de su cliente, vaya, que tú quiere ser distinto y diferente, ¡ataca, prueba tu fuerza, róbale lo que tú quiera, y depué te vá!… Pal trabajo, a serle útil a la sociedá anónima… (SE ACARICIA SU ABULTADA BARRIGA) Entre tú y yo... ¡Asere, tú necesita un alimento contundente! (SE ALEJA DEL MUCHACHO)  A ver si se te quita la majomía esa. (REGRESA) ¡Oye, da un golpe, un golpe fuerte! Eso e lo único que te va a hacer, de verdá, un italiano. ¡Acción, asere, acción, acción!… (Y HACIÉNDOSE SU PROPIA MÚSICA, BAILANDO SE PIERDE EN EL TARAREO)

 

(CONTINÚA EN VÍDEO 5. EL AMIGO)

 

………………………………………..

 

2- NOTAS Y AGRADECIMIENTOS

Terminadas aquellas ‘amenas torturas’ familiares comencé a llamar a los amigos y algunos aceptaron verme un pase, otros tres, y solo con dos hube de tener verdaderas sesiones de ensayos por más de una semana y a quienes propuse darles el crédito de la dirección escénica, pero no aceptaron y por ello sus nombres están entre los tantos que me vieron y opinaron.

 

Al Grupo Teatro-Estudio y su directora general Raquel Revuelta, a los trabajadores del Teatro Hubert de Blanck y la Casa de Línea. También a la Comisión de Evaluación Técnica que aceptó posponer el día de mi presentación ante ella por mediación de Armando Suárez del Villar e Isabel Moreno a fines del año 1989. A Jorge Reyes y Michaelis Cué, presidentes del Festival del Monólogo de La Habana, que en 1990 colaboraron en todo lo que necesité para competir en el evento.  A Carlos Padrón y Héctor Quintero, que me propusieron para representar a Cuba en el Festival de Teatro de Manta, Ecuador. A la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, su Sección de Artes Escénicas y el Departamento de Relaciones Internacionales que me organizó mi primer viaje al ‘extranjero’, solo.

 

También me brindaron todo su apoyo el Ministerio de Cultura, la Casa de las Américas y Roberto F. Retamar, el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y Sergio Corrieri. A mi regreso de Ecuador, pude hacer temporadas en el Hubert de Blanck y el Café-Teatro Brecht. Como en la Sala Antonin Artaud del Gran Teatro de La Habana gracias a Mayda Bustamante. Asimismo hice otras representaciones en “La Madriguera”, en la Casa del Joven Creador y en otros teatros, salas y auditorios de Cuba gracias a la Brigada Hnos. Saíz, la Unión de Jóvenes Comunistas, Carlos Mas Zabala, Leyva, Mariana y Bruno Rodríguez. También en el Teatro Mirón Cubano de la ciudad de Matanzas por la invitación de Albio Paz y Miriam Muñoz. Y seguramente otros más, teatros y amigos.

(CONTINÚA EN No. 3)

Serie completa "El italiano"

1.1. "El italiano”: Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Notas 1

1.2. "El italiano”: Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Textos 1

1.3. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Vídeo 1

2.1. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Notas 2

2.2. “El Italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Textos 2

2.3. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Vídeo 2 - La madre

3.1. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Nota 3

3.2. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Texto 3. La Vecina

3.3. “El italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Vídeo 3 - La Vecina

4. 1. “El italiano” Nota 4. Una experiencia artística de la Revolución Cubana.

4. 2. “El Italiano”. Una experiencia artística de la Revolución Cubana. Textos 4: ‘El maestro’

4. 3. “El Italiano”. Vídeo 4: ‘El Maestro’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana.

5.1. “El Italiano”. Nota 5: El amigo. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

5. 2. “El Italiano”. Texto 5. Una experiencia artística de la Revolución Cubana.

5.3. “El Italiano”. Vídeo 5: ‘El amigo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

6.1. “El italiano”. Nota 6: ‘El empleado’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

6. 2. “El Italiano”. Texto 6: ‘El empleado’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

6. 3. “El Italiano”. Vídeo 6: El empleado. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

7. 1. “El Italiano”. Nota 7: ‘El viejo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

7. 2. “El Italiano”. Texto 7: ‘El viejo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

7. 3. “El Italiano”. Vídeo 7: ‘El viejo’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

8. 1. “El Italiano”. Nota 8. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

8. 2. “El Italiano”. Texto 8: ‘El joven final’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

8. 3. “El Italiano”. Vídeo 8: ‘El joven final’. Una experiencia artística de la Revolución Cubana

 

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.-  Ya sabía del cuidado que los pueblos deben tener de una ideología de derechas. Y aunque los cuidados siempre son buenos con todas las ideologías,...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Convencido totalmente de la gravísima situación -mucho más grave que la pandemia- a que se enfrenta el frágil Gobierno de Coalición Progr...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Es una pena cuando uno no entiende las sucesiones del tiempo que estancan el acontecer de un suceso al juntarlo con otro. Es lo que me pasa con ‘mi italiano’ y ...
Lo último
La Columna
La Revista